Open top menu
lunes, 7 de abril de 2014

Seguros de coche
Todo propietario de un coche (vehículo a motor) está obligado a contratar y mantener en vigor un seguro que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil del conductor derivada de los daños, tanto personales como materiales, ocasionados a terceras personas como consecuencia de un hecho de la circulación.

Antes de contratar cualquier seguro, además del precio, debemos asegurarnos de que las coberturas de la póliza se ajustan a nuestras necesidades, para ello es mejor informarse concienzudamente y comparar entre distintas aseguradoras para poder tomar una buena decisión. Siempre es recomendable consultar diferentes compañías de seguros de coches y comparar los servicios ofrecidos y las tarifas.

Hay diferentes vías para contratar un seguro de coche pero, sin duda, una de las vías de mayor auge hoy en día, es la contratación de seguros online a través de Internet. Existen aseguradoras especializadas en la gestión de seguros de coche a través de Internet como Fénix Directo, que facilitan gestionar los seguros de forma rápida, sencilla y sin necesidad de desplazamientos. A través de un formulario y en apenas unos minutos, se obtiene un presupuesto personalizado con diferentes opciones de precios y coberturas. Además, las aseguradoras suelen ofrecer interesantes ofertas o descuentos para los clientes que prefieren contratar el seguro del coche por Internet. Si prefieres acudir a oficinas físicas de atención al público, las compañías de seguros tradicionales como Mapfre o Allianz, ofrecen servicio a través de sus amplías redes de agentes y corredurías de seguros. Por último, también se pueden encontrar en Internet comparadores de seguros de coche, como Rastreator, donde calcular y comparar seguros de coche entre diferentes aseguradoras, rellenando un sólo formulario.

El precio del seguro del coche puede variar mucho según la edad y experiencia del conductor, el tipo de coche, el historial de accidentes del conductor y otros factores.

En cuanto a las coberturas, lo primero es elegir entre un seguro de coche a terceros, a todo riesgo o un seguro intermedio, teniendo en cuenta nuestro presupuesto y las coberturas que queramos obtener para nuestro coche. Sin duda los seguros a todo riesgo son los que más coberturas ofrecen además de proporcionar más tranquilidad al cliente en caso de accidente. Si se quiere ahorrar algo más en el seguro del coche a todo riesgo, también se puede escoger la opción de todo riesgo con franquicia. Con la franquicia, te haces cargo de una parte del pago en caso de accidente, ahorrando en el precio del seguro.

Los seguros de coche a terceros ofrecen menos coberturas aunque el precio es más bajo que los anteriores y permite cubrir la necesidad de una cobertura básica. Los seguros a terceros suelen incluir las coberturas de responsabilidad civil obligatoria y voluntaria y, a menudo, se suelen complementar con otras coberturas como accidentes del conductor, reclamación de daños, asistencia en viaje o asesoramiento por multas de tráfico.
Published:
Different Themes
Top10coches.com

Afición por el mundo del motor.