Open top menu
sábado, 19 de julio de 2014

El aumento del uso del vehículo propio ha traído consigo una superior tasa de contaminación en las ciudades, lugares donde más se concentran los gases tóxicos expulsados por los coches.
La noticia nos acerca a la capital, debido a que el Ayuntamiento de Madrid acaba de aprobar un protocolo de medidas para reducir considerablemente la contaminación por dióxido de nitrógeno.



Este protocolo medioambiental está divido en tres fases en función del grado de toxicidad del ambiente de la ciudad. Las fases son las siguientes:

  • Preaviso, en esta primera fase se prohibiría el estacionamiento de vehículos no residentes en la zona SER exceptuando a taxis, comerciales, eléctricos y similares. Además se limitaría la velocidad en la M-30 y autovías urbanas a 70 km/h.
  • Aviso, en esta segunda etapa se considera que la contaminación es suficiente como para restringir el acceso al centro de Madrid a la mitad de los usuarios en función del último dígito de su matrícula (par/impar).
  • Alerta, en el último escalón de contaminación el Ayuntamiento tomaría como medidas reducir la circulación al 50% desde el perímetro que forma la M-30 hacia el interior, incluida la misma. Esta selección estaría motivada por el modelo previamente descrito en función de la matrícula.

Sin embargo, algunos expertos han declarado que este caso es poco probable que se dé en la actualidad, debido a que la contaminación tendría que ser 10 veces superior a la actual. Esta noticia nos recuerda el caso de contaminación que se produjo en París, aplicándose medidas similares.

Foto vía viajesxminuto

Published:
Different Themes
Top10coches.com

Afición por el mundo del motor.