Open top menu
martes, 19 de agosto de 2014

Un modelo que ha quedado oculto entre las novedades de este año nos ha llamado la atención, el Opel Astra OPC Extreme, un vehículo bautizado por la marca como de ''concepto''. Se trata de un coche de competición, sin embargo se ha homologado para circular por carretera, con la característica de ser un modelo de producción limitada.
Opel ha fabricado el motor cuatro cilindros más potente de su historia para el OPC Extreme, un motor turbo 2.0 de 300 CV con inyección directa. El cambio de velocidades es de carácter manual de 6 relaciones, tal y como equipa el modelo de serie.

El Opel Astra OPC Extreme lleva incorporada toda la esencia de la competición en su figura, con novedosas soluciones aerodinámicas y de chasis, ha absorbido el carácter deportivo que se esperaba. Con el fin de reducir el peso final, se han cambiado varios componentes y piezas por otras de fibra de carbono, como el difusor, el capó, el techo y las llantas. Quizá estas últimas sean el cambio más significativo, ya que reducen hasta 20 kg el peso en comparación con las de aluminio. Todos estos cambios están orientados a una conducción mucho más ágil y competitiva.

El interior continúa el trabajo de los ingenieros de Opel por implementar el ambiente racing en el modelo. Se han suprimido los asientos traseros y han sido sustituidos por barras traseras de seguridad, además se han instalado asientos baquet con cinturones de tipo arnés de seis puntos de anclaje.

El volante se ha forrado en ante y la combinación de fibra de carbono y detalles textiles en amarillo marcan la diferencia en el puesto del piloto.

Fuente: Opel Medios
Published:
Different Themes
Top10coches.com

Afición por el mundo del motor.