Open top menu
viernes, 3 de octubre de 2014

¿Café o té?, ¿playa o montaña?, ¿clásico o actual?, desde Top10Coches.com queremos rendir un homenaje especial a este emblemático Muscle Car. Desde sus primeros pasos en el asfalto hasta la actualidad, el Ford Mustang ha despertado pasiones y millones de seguidores por todo el mundo. Tanto los defensores del modelo original como los del actual, coinciden en que la historia que carga a sus espaldas contiene una chispa de magia.

Estados Unidos, año 1960, los Muscle Car empiezan a convertirse en objeto de deseo y las marcas lo saben, así que comienza una competencia feroz por hacerse con el mercado de estos vehículos.

La empresa Ford Motor Company se lanza de cabeza sobre esta nueva moda, y consigue el objetivo que toda empresa desea, crear valor de marca sobre su nuevo modelo, el Mustang. Este primer modelo se creó a mediados de 1964, sin embargo obtuvo el apodo de "Mustang del 65" durante su comercialización en ese mismo año.
Los directivos de Ford decidieron que aquel modelo debía estar a la altura de los más grandes y competir en circuitos, por lo tanto se escogió a un ex-corredor dedicado a la fabricación de prototipos de la época, un tal Carroll Shelby. Este apasionado por la velocidad se convirtió en uno de los símbolos más conocidos de la serie Mustang gracias a sus increíbles creaciones, más conocidas como "Cobra".

Prácticamente todos los modelos de la saga a lo largo de la historia han calado en la sociedad, sin embargo el más emblemático quizás sea el Mustang Shelby GT500, por sus envidiables prestaciones y el inmaculado diseño de 'chico malo'. Potencia y agresividad le caracterizan, y el camino que ha recorrido hasta el día de hoy ha marcado una importante etapa en el desarrollo de la marca.
Sea cual sea la preferencia de los admiradores, tanto el original como el nuevo Mustang son auténticos símbolos de una pasión por los Muscle Car sin igual.

Fuente: Ford Media
Published:
Different Themes
Top10coches.com

Afición por el mundo del motor.