Open top menu
martes, 3 de febrero de 2015

¿Realmente merece la pena desembolsar un poco más de nuestra billetera si pensamos comprar un Volkswagen Scirocco, y adquirir el modelo 'R'?
Pues la respuesta conlleva muchas variables, la principal, es la deportividad deseada en nuestro garaje. Si bien es cierto, el Scirocco, es un coche con un aspecto y prestaciones altamente ligadas al mundo racing, por lo tanto el añadir la 'R' a la parte trasera no sería un gran problema.

Otro punto a tener en cuenta es la comodidad y confort al volante. No estamos diciendo que sea incómodo ni mucho menos, pero para el día a día, una suspensión más dura y una mayor sonoridad en el motor, pueden ser factores negativos para elegir la versión más potente.

Sin duda, el comprador que desee el Scirocco por el diseño y aplomo en la conducción conseguidos, se hará la siguiente pregunta: "¿Y si me compro el Scirocco R?". Pues si la deportividad y el marcado carácter alemán es lo que se desea, dicho y hecho.
En cuanto a prestaciones reales se refiere, el Volkswagen Scirocco, con motor TSI, alcanza los 180 CV de potencia, mientras que el Scirocco R apunta más alto, hasta los 280 CV. Por supuesto, este centenar de caballos extra, no se esconden en ninguna parte. La versión 'R' ofrece una propulsión más destacada, con elementos exclusivos de esta edición, se postula como la opción más radical.

Por último, el precio. El Scirocco puede adquirirse desde 24.480€, mientras que el modelo Scirocco R, parte de los 40.670€. Esta diferencia de precios se debe a comparar la opción más básica, es decir, con menores prestaciones, con la versión TOP de la gama.

Fuente: Volkswagen Comunicación

Published:
Different Themes
Top10coches.com

Afición por el mundo del motor.