Open top menu
lunes, 23 de marzo de 2015

Los limpiaparabrisas, ese accesorio de nuestro coche del que nos olvidamos, pero se vuelve nuestro mejor amigo cuando la lluvia aparece.
En la mayoría de los casos, siempre nos quejamos de su mal funcionamiento. Un molesto ruido con cada pasada, una limpieza deficiente, o la aparición de estrías de agua en el cristal tras su fricción suelen ser algunos de los problemas más comunes cuando no se realiza un correcto mantenimiento de los limpiaparabrisas.

La tira almohadillada que entra en contacto con el cristal necesita de una mayor atención de la que le prestamos habitualmente, por no decir ninguna. Es necesario limpiarla con cierta frecuencia, y cada año aproximadamente sustituirlas por unas nuevas.

Os explicaremos como limpiar las escobillas de una manera sencilla:

En primer lugar, es recomendable retirarlas del brazo móvil para acceder a ellas más cómodamente, una vez completado este paso procedemos a eliminar la suciedad que pueda cubrirlas. Un trapo húmedo debería ser suficiente para retirar la suciedad acumulada, si no, con agua jabonosa frotar con cuidado y aclarar posteriormente.

Esperamos que os haya sido útil, ¡ya no hay excusas para quejarse!
Published:
Different Themes
Top10coches.com

Afición por el mundo del motor.

0 comentarios