Open top menu
miércoles, 27 de enero de 2016

Sales de casa y cuando vas a coger el coche te das cuenta que (otro día más) hay una inoportuna capa de hielo en el parabrisas, no decaigas, te traemos la mejor solución.

Hielo en el parabrisas

Una vez entrado el invierno comienza la repetitiva tarea de rascar el cristal mañana tras mañana para los que aparcan el coche en la calle, así que te daremos un consejo para hacerlo más llevadero.

Antes de nada debes ser previsor y 'preparar' el coche para la posible helada, si levantas los limpiaparabrisas evitarás que se queden pegados al cristal y se deterioren, podrían rajarse si intentas despegarlos.

Si ya te encuentras con el hielo haciendo de las suyas, no los muevas hasta que se haya descongelado. Para rascar lo ideal es el rascador de toda la vida, sin embargo pueden utilizarse alguna revista dura improvisada o un calzador, nunca deben emplearse objetos punzantes o la luna se rayará.

Por último y no menos importante, nunca apliques agua caliente al cristal o puede que el parabrisas estalle. Seguro que el hielo desaparece, pero no es la mejor opción.
Different Themes
Top10coches.com

Afición por el mundo del motor.